Olivia Revueltas celebra la memoria del literato José Revueltas a ritmo de jazz

Jueves, 21 Abril 2016 10:52
Autor:   Ki Victorieux/ Subterráneos
* El 40 aniversario del fallecimiento del activista. El arte a veces es la voz de la consciencia; al recordarnos las evoluciones urgentes que debemos apoyar como individuos y sociedades

 

Ciudad de México, México; 7 de abril 2016. Jazz, danza, y pintura acción en el teatro: Olivia Revueltas se presenta en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”. Gala de Jazz en el 40 aniversario del fallecimiento del activista y literato José Revueltas. La pianista entró a la sala con apenas un hilo de voz, ataviada con un traje típico de Oaxaca, guantes negros largos, y algo de dificultad para moverse. Le dedicó la primer pieza a su padre, —“y mis detractores dirán “que oportunista”, pero es mi padre, y toda hija tiene derecho a recordar a su papá”. Nada más en contacto con las teclas del piano, pareciera que, alimentada por las notas, ella floreciera. A través de las tres horas seguidas del concierto, la compositora compartió su destreza al tocar con los dedos, brazos y baquetas, las teclas y cuerdas de su instrumento. Bien comenta su hija, Kayani Revueltas: “el piano es una extensión de su cuerpo”.

Olivia comenta que desde inicios de su carrera, trabajó con Jazzamoart, en una combinación de jazz y pintura acción. Esta vez, ambos talentos se sumaron una vez más. Los guiños multidisciplinares brindaron la coincidencia con música y danza —gracias a la interpretación del bailarín Vladimir Garza. Fue el estreno de una composición de Olivia, “Historia de un pajarito”: “Estaba viendo las noticias, una de esas escenas estremecedoras de lesa humanidad, y me llamó la atención que después de la masacre… pasó un pajarito… me dio mucha pena con el pajarito y de ahí el origen de esta composición”, comenta. La dirección escénica, a cargo de Kayani, fue acertada; ya que la iluminación enfatizó la temática y el dramatismo de la pieza.

 

En algunas piezas, escuchamos el acompañamiento de Roberto Aymes al contrabajo y de Luis Huerta en la batería. Cuando llegó el turno de “Mujer herida”, la artista dijo: “no me da la gana de tocarla” y nos brindó “Flor africana”. Sin embargo, después volvió a tomar el micrófono y aseguró: “Bueno, ya estamos en esto, chipote con sangre sea chico o sea grande, va ‘Mujer herida’”. La dedicó a todas las mujeres que han enfrentado discriminación, principalmente la mujer indígena. También interpretó una de Gershwin, (compositor y pianista estadounidense), recordó la segregación contra la raza negra y aseguró que admira como esta cultura nos dio un ejemplo: “Recibir discriminación, y devolvernos a cambio, arte y música”. Cuando llegó el turno de la pieza que dedica a los niños, su nieta subió al escenario a entregarle un ramo de flores. Al cierre de la función, el público ovacionó a los participantes.

Revueltas, memorias de humanidad, dolor y amor, al ritmo de jazz fue un evento con sentimiento familiar. Se podía sentir la tradición artística de los Revueltas en el aire. Recordemos que José fue uno de los seis hermanos comprometidos con el arte. Fermín, pintor y muralista; Consuelo, pintora; Rosaura, actriz y escritora; Agustín, artista; y Silvestre, músico, compositor y director de orquesta.

Olivia recuerda que una mañana, cuando era niña y su mamá —quien pasó muchas dificultades— le trenzaba el cabello, afirmó:“Mamá, yo soy artista!” A lo que su madre le contestó: “¡No señor!, lo que pasa es que quieres imitar a tu tío y a tu padre!” (Maceda, 2000).

Kayani cuenta que su madre fue pionera de la presencia femenina del jazz en México. Su carrera del 78 al 88, transcurre en una época en que los espacios para el jazz eran bares, en los que no dejaban entrar a las mujeres. En el 87, después de apoyar un grupo de indígenas en huelga de hambre, su campo de trabajo se estrechó tanto que decidió un exilio de más de dos décadas en Texas, Estados Unidos. Donde alternó con jazzistas de talla internacional. Ahora, la artista se recupera de una situación delicada de salud y esta celebración toma un significado muy especial de gratitud a la vida.

Le pregunto a Kayani: En relación a la salud de tu mami, sabemos que gracias a su recuperación del cáncer, se hizo esta celebración. Kayani, amablemente contestó: “Olivia es un mujerón, que cuando la operan le diagnostican que jamás volverá a tocar el piano, sin embargo ella hace caso omiso de aquello y reúne fuerza para tocar de nuevo. El pertenecer a esta familia es un gran compromiso de congruencia y autocrítica que debe asumirse hasta sus últimas consecuencias. Este homenaje es un reconocimiento que le hace la ciudad de México a una mujer que toda su vida ha hecho eso: ser guerrera”.

 

Revueltas, drama al ritmo de jazz

Si bien las notas de jazz son ligeras, y seductoras en muchas ocasiones, en otras son trágicas, solemnes. Esta gama de emociones estuvo presente en el concierto, a ratos florecía la ligereza de la alegría, y en otros momentos los tonos graves, irreverentes y oscuros hacían de las suyas. Composiciones de la misma Olivia Revueltas, se alternaron con las de Miles Davis, Horace Silver, Duke Ellington, George Gershwin, Cole Porter y Aram Khachaturian. Después de alguna pieza particularmente emotiva, Olivia se sopla los dedos, en un gesto parecido al del cowboy quien sopla el cañón de su pistola.

Gevurah es el centro de las emociones positivas y negativas inferiores. Es decir, en el plexo solar, los seres humanos tenemos la habilidad de experimentar ambición, atrevimiento, coraje, perseverancia, fortaleza, indignación correcta y justicia. Es muy importante como individuos y sociedades aprender a liberarnos de los lastres emocionales o pasionales —enojo, odio, deseo destructivo, violencia, crueldad, resentimiento, tensión, miedo, adicción. La reiteración de aquello que los provoca, si no se encauza de forma correcta para su digestión y liberación, sólo provoca enfermedad. Si la persona encauza su voluntad más allá de sí misma, de su ego, y alinea su ser con una voluntad superior, con un bien común, esa persona comienza a evolucionar, y con ello, ayuda a aquellos en los que tiene influencia.

Quisiera decir que ya superamos la segregación racial, o la discriminación a los indígenas, a las mujeres. Que todos los niños son tratados en pleno respeto a derecho. Pero el feminicidio, los titulares de explotación sexual infantil y las cifras de los estudios de violencia contemporánea me desmentirían. Quisiera pensar que en vez de seguir en la denuncia, lograremos aterrizar en la celebración de la inclusión. Escribo esto mientras escucho Sensemayá, de Silvestre Revueltas, y me pregunto ¿cuándo llegará el día de la evolución de la cultura, en que realmente nos ilumine la luz de la consciencia?

El tiempo es un factor determinante, como lo acota Leslie White: “La evolución puede ser definida por una secuencia temporal de formas: una forma crece de otra; y la cultura avanza de un estado a otro. En este proceso el tiempo es un factor integral del cambio de la forma”. (Skinner, 1971) Por supuesto, no todo cambio es evolutivo. De ahí la importancia de reflexionar en torno a los valores y derechos universales de libertad y justicia. Como muchas veces he asegurado: “no todo arte es político, pero el que sólo sabe de las técnicas del arte y no busca las implicaciones filosóficas de obras y artistas, ignora el sentido y el corazón del arte”.

 

¡Con todo y su piano!

El proceso de gestión de este evento tiende a lo independiente y a la izquierda. Es decir; no hubo patrocinios notorios, ni abundancia de publicidad. La gestión corrió a cargo de dos personas, siendo quien la llevó a término exitoso Kayani Revueltas. El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, es parte del Sistema de Teatros de la Ciudad de México, y por lo tanto, está bajo la coordinación de Ángel Ancona. Depende de la Secretaría de Cultura de la Ciudad, a cargo de Eduardo Vázquez Martín, y como sabemos, el gobierno de la ciudad de México actualmente es parte del PRD.

Uno de los logros a destacar, es el que se realizaron todos los esfuerzos y trabajos necesarios para que la artista interpretara el concierto con su propio piano. Al respecto; Kayani comenta: “Ese piano es parte de sí misma. Ella merecía tocar en el. No fue nada fácil, lo confieso, fue una labor titánica, pero se consiguió. ¡Y dio grandes resultados!”

 

Hija de tigra, pintita

Kayani Leal Revueltas, quien se presenta con su nombre artístico de Kayani Revueltas, inspirada en su herencia musical, nos cuenta un poquito de su trabajo como cantante. Ella es la voz del proyecto Yao Cihuatl; mujer guerrera, de danza, poesía y canto: “Desde niña escuché hablar de la terrible injusticia de ser sacado de tu casa y ser utilizado, devastado, agredido.... Todo esto lo compare con mi gente aquí en este hermoso país donde me tocó nacer y me fui directo a la raíz de un corazón que converge en lo tribal en lo más humano de la comunicación primigenia: el canto multiétnico”.

 

Jazz; pro inclusión 

Artes de la música, en complicidad con la danza, lo visual y con guiños de luchas por justicia y libertad. Me quedo pensando que el sistema judicial necesita no encarcelar a las personas, más que como último recurso. En Holanda, las cárceles están casi vacías y pueden usar esos presupuestos y espacios para hoteles, escuelas y otros fines más agradables. En México la corrupción y la desinformación enfrenta a hermanos contra hermanos. Las leyes deben ser una herramienta al servicio de todos, y no sólo de los poderosos. Está bien que el arte a veces sea la voz de la consciencia; al recordarnos que debemos apoyar la evolución de la justicia, como individuos y sociedades.

 

Referencias

Maceda, E. (31 de mayo de 2000) Tras largo destierro vuelve Olivia Revueltas. El Universal, Cultura.

Skinner, B. F. (1971). Beyond Freedom & Dignity. NY: Bantam Books.

 

Enlaces relacionados:

Olivia Revueltas: http://www.jazz.com/encyclopedia/revueltas-olivia-olivia-revueltas-peralta

Teatros Ciudad de México: www.cultura.df.gob.mx

www.teatros.cultura.df.gob.mx

 

 

***

Descarga la App de Subterráneos y recibe información de cultura rock y alternativas en tu dispositivo móvil. Busca 'Subterráneos' en Google Play o Apple Store

Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ctics.subterraneos

Apple: https://itunes.apple.com/mx/app/subterraneos/id1062051539?mt=8

Licencia Creative Commons
Olivia Revueltas celebra la memoria del literato José Revueltas a ritmo de jazz por subterraneos se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.Basada en una obra en SubterráneosPermisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en MAS.

Notas Relacionadas

Spanish English French
Suscribete al boletín de subterraneos
Joomla Extensions powered by Joobi
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Subterráneos | Cultura Alternativa desde Puebla
Redes Sociales
ctics web solutions