Print this page
Músicos icónicos del movimiento regio se reúnen

Avanzada Sinfónica, volver a la adolescencia

Jueves, 31 Enero 2019 00:57
Autor:   Norma Rangel / Follow Control
  *No  sólo fue un concierto,  fue un recorrido a la nostalgia, a ese momento marcado sin duda en la historia local, pero también nacional.

Monterrey, Nuevo León, 26 de Enero de 2019. Todos llegamos a una edad donde tu adolescencia te crea una nostalgia, para las personas de mi edad (o sea arriba de los 30 y tantos) y de mi ciudad: Monterrey, recordar esa etapa es viajar a esos toquines donde no te dejaban entrar a un bar por que aún no tenías la edad suficiente y tampoco dinero, aunque yo recuerdo tener 12 años cuando vi por primera vez a Control Machete en un Viva la Radio en el Volcán (estadio de fútbol de Los Tigres) ,entonces buscábamos los lugares donde las bandas locales se presentaban en espacios gratuitos: la Macroplaza, el Museo de Historia, los Bajos del Palacio Municipal de Monterrey, entre otros lugares, tampoco había mucha difusión, el único refugio era la radio, aunque todos los que andamos en el rock hoy en día, esperábamos los viernes por la noche para no perdernos “Desvelados”, el programa de televisión donde podías darte cuenta que algo pasaba en la ciudad.


El viernes  25 de enero todos esos momentos afloraron, aunque meses antes se había anunciado el evento de Avanzada Sinfónica, desde que vi el flyer me pregunté ¿cómo rayos puede hacerse eso posible? Para uno que no ha estudiado música pues es algo complicado imaginarlo, sin embargo sabía que no podía faltar, como es de esperarse en Monterrey siempre tenemos incertidumbre al acceso de estos eventos pues desde que vimos la rueda de prensa y no fuimos invitados, pensé no podríamos hacer cobertura pero algo me decía que iba a ir, y bueno así es, recibí confirmación, casualmente mi compañera cumplía años y ese fue su regalo así lo festejamos.

Las dos; Marisa y yo, desde temprano salimos de casa con ansias, llegamos super temprano, retratamos cada momento, llegaron por nosotros y nos dieron acceso, todo era un nervio raro, era como  ¨ok veo a mis bandas favoritas, pero no tengo idea que va a pasar¨. El recinto en un dos por tres se llenó, comenzaron a entrar los músicos entre ellos Charly Castro ( bajista de Jumbo) y Omar Góngora (baterista de Kinky), y sonó  la tercera llamada después de una espera que había parecido eterna, cuando escuche desde los primeros acordes entendí que sería memorable, la sinfónica empezó con un popurrí de los inicios de los temas, aún y mientras escribo esto me da escalofrío, arribó al escenario “Pato Machete” (Control Machete), con letras me es difícil explicarlo pero la emoción sacudía mi cuerpo al escuchar “Sí señor” me remontó a ese concierto en el Volcán, y tengo el vivo retrato de mi hermano  (en ese entonces de diez años) gritando “dime qué se siente, dime que se siente el sudor en la frente”.

 

Chetes arribó al escenario, la sinfónica seguía haciendo de las suyas, con él recordé aquella carrera de go karts en el parque de diversiones de Plaza Sésamo ahí fue donde lo vi por primera vez.


Jonaz (Plastilina Mosh) interpretó “Afroman” y Mr P Mosh, y yo recordé; ese disco lo adquirió mi hermano mayor, trabajando, recuerdo de mesero, porque antes comprar un disco no era cualquier cosa, tenias que ahorrar, a veces de locos en la madrugada poníamos ese disco y el de Control Machete, sin dejar dormir a los vecinos, todo esto llegaba a mi mientras cantaba, eran como flashbacks que me hacían estar en todo: en la música, en el momento y en el pasado pues nunca pare de cantar.
Fue turno de Clemente Castillo (Jumbo), el primer disco que compré con el dinero de mi primer trabajo fue “DD y Ponle Play”. Sonaba “Rockstar” ¿recuerdas cómo inicia esa canción? Ahora imagina en sinfónica,  “pequeño gran Rockstar todo acabó te traigo una tutsi pop para que dejes de llorar” ¿a quién no le gusta esta rola y a quién se la dedicamos el día de hoy? Yo sigo sin explicármelo pero ellos hacían sonar esto magistral, pero ahí no terminaba; Clemente interpretó también “Siento qué” si este tema me eriza la piel en modo rock, aún más lo hizo en rock sinfónico.


Gil Cerezo (Kinky) cantó “Soun tha mi primer amor” del primer disco con el cual los conocí, con unas buenas trompetas que resaltaban con la orquesta, pero el momento sublime de la noche para mí fue con “Presidente”, un tema de su segundo disco, el cual no promocionaron en México debido a la demanda que les pusieron por el nombre y el cual causó una disputa legal que duró más de cuatro años en los que vivieron fuera de México y desaparecieron de los escenarios, además  que también es un tema que casi no tocan en sus presentaciones, pues yo para ese momento lidiaba con un revoltijo en mis tripas de la emoción, y un tercer orgasmo musical.

Llegamos al momento cumbre: El Gran Silencio, aunque todos los artistas fueron recibidos y ovacionados por los presentes, El Gran marcó una diferencia ante la reacción del público, desde que aparecieron en el escenario, aunque la gente nunca se paró de su asiento, parecía que el teatro se los impedía, parecía que les daba pena cantar, pero también pudiera ser que todos querían escuchar cada acorde, pues “Duerme soñando” ¿en sinfónica? Recuerdo ver la cara de Omar Góngora (Kinky) que fue el baterista de todas las presentaciones, en este tema en particular no dejaba de ver al director de la orquesta,  sus ojos no veían hacia otro lado, pero si no se imaginan “Dormir soñando” pueden imaginar “Chuntaro style” yo me remonté a mis brillantes quince años bailando de gavilán en mi festejo, con vestido rosa y toda la cosa, bueno para este momento la emoción seguía invadiéndonos, yo alcance a cambiarme de lugar y llegar hasta casi delante aprovechando que la gente se paró a aplaudirles y les gritaron otra, otra, “el Chuntaro style”volvió a sonar por partida doble.

Es difícil describir tanta sensación, el nudo en la garganta, las lágrimas, la melancolía, todo al escuchar una canción, un acorde, un violín una flauta al mismo tiempo, yo corrí pues sabía por dónde iban a salir con las manos temblorosas y mucho nervio, me sentí de nuevo en aquellos años cuando pedías una foto con ellos como fan,  tratando de saber más de todos. Logramos que Juan Ramón Palacios (creador y conductor de Desvelados) nos diera unas palabras, él también se encontraba en un mar de lágrimas, con voz quebrada explicó lo que para él significó ese concierto, y coincidimos en que no solo fue un concierto: fue un recorrido a la nostalgia, a ese momento marcado sin duda en la historia local pero también nacional.
“Las intenciones para que este evento se vaya de gira y se haga un disco están pero que se haga, ahí está el detalle” mencionó Cano Hernández (vocalista de El Gran Silencio). “Esto es un sueño hecho realidad” dijo Roberto Hernández Viveros, Director de la Sinfónica. “Aunque nosotros empezamos a ensayar recientemente la sinfónica lleva más de un año haciendo los temas” afirmó Tony Hernández de El Gran Silencio.

 

Todos pueden contar una distinta historia, ésta es la mía.






***

Descarga gratis nuestra App y recibe promociones, información de cultura rock y alternativas en tu dispositivo móvil. Busca 'Subterráneos' en Google Play o App Store

Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ctics.subterraneos

Apple: https://itunes.apple.com/mx/app/subterraneos/id1062051539?mt=8

 

Notas Relacionadas