Proyecto de libro interactivo sobre la vinculación entre ciencia y arte

¡Qué onda!: La música se puede ver

Jueves, 19 Mayo 2016 12:39
Autor:   Angélica Martínez/ Subterráneos
*“Quería evidenciar científicamente cómo la música y su representación visual podían unirse con la física”: Itzel H. Armenta

 

Puebla, México; 19 de mayo de 2016. “¿Alguna vez has visto un sonido?” Esa es la premisa con la que la física Itzel H. Armenta presentó su libro interactivo ¡Qué onda!, el cual busca ser un material didáctico de divulgación científica acerca de la vinculación de la música y la física.

“Vi un problema muy grave, que a los niños, jóvenes y adultos no les gustaba la física. A pocos nos gusta, y por eso decidimos dedicarnos a ella, pero todos los demás creen que es aburrida y que solamente es para ciertas personas. Entonces yo quería demostrar que no era así, que podía ser diferente” dice la recién egresada de la licenciatura en Física por la UdlaP y quien ha colaborado en la divulgación científica del área de Astronomía, Óptica y Acústica del Instituto Nacional de Astronomía, Óptica y Electrónica (Inaoe).

Itzel explica que la educación y la divulgación no es lo mismo “la educación es algo que nosotros vamos a la escuela a aprender; es continuo, sólido y riguroso. La divulgación puede ser solamente un instante, algo muy efímero, algo que despierte la curiosidad y pueda lograr interesar a la audiencia”. Además complementa y comparte sus argumentos para divulgar ciencia: “como sociedad necesitamos de personas que hagan ciencia, para eso estamos los que nos hemos dedicado a ella; pero además tenemos la obligación y necesidad de saber de la ciencia para tomar decisiones informadas. La ciencia nos  nutre y mejora nuestra calidad de vida”.

 

Las bases del proyecto

El libro ¡Qué onda! fue el proyecto de Itzel H. Armenta para titularse como Licenciada en Física por parte de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), asesorado por la doctora Melina Gómez, “no quería hacer una tesis que se quedara arrumbada en una biblioteca, quería sacar un producto para poder lograr el objetivo de la divulgación de la ciencia”.

A grandes rasgos, este material “busca acercar la ciencia a los que creen que no les gusta; que la ciencia es aburrida; que todo es matemáticas o que tienes que ser un cerebrito para poder dominarlas”. Se presenta a su vez como un “manual para aprender a acercar la ciencia a través de la música”, mediante experimentos demostrativos, audiovisuales, textos redactados por niveles de profundidad en el tema y gráficos. Además, exalta que “la música fue la razón de la curiosidad de saber cómo se genera del sonido”.

Itzel explica que las bases de su proyecto, en cuanto a la divulgación científica, se fundamentan con la “Filosofía de la ciencia”, es decir, “¿Por qué se hace ciencia? y  ¿Por qué se quiere compartir?

Nigel Stanford es un músico neozelandés que realizó un video musical llamado “Cymatics: Science VS Music”, en donde podemos ver instrumentos como sintetizadores y batería “conectados” a experimentos físicos. Itzel explica que ese video fue la inspiración para el proyecto de ¡Qué onda!: “Nigel buscaba representar la sinestesia, condición en donde a través de los sentidos se puede llegar a ver sonidos o sentir luces; pretendía que los sonidos de su música tuvieran una representación visual. Lo logra mediante experimentos como: la Placa de Chladni, las ondas estacionarias en líquidos, las ondas estacionarias en ferrofluidos y El Tubo de Rubens”.

Itzel vio en este video que se podía hacer la vinculación de la ciencia y el arte y sus relaciones interdisciplinarias, “de la relación teórica entre la armonía musical y los fundamentos físicos; además de “evidenciar científicamente cómo la música y su representación visual podían unirse con la física”. Así que ella le pidió permiso al músico para analizar su video. Él respondió que el único inconveniente era que había tenido que convertir las notas originales de la canción en otras más agudas para poder generar figuras en la placa de Chladni “porque se requieren frecuencias muy altas para generar patrones visuales atractivos”, dice Itzel.

 

Contenido

El prototipo que se presentó, consiste una caja de madera que contiene: un disco con material audiovisual, un resorte de plástico, un diapasón hecho a mano y un libro de 110 páginas. El tiempo de elaboración del material escrito y gráfico del mismo fue de 6 meses y se realizó de manera artesanal utilizando materiales de segunda mano y reciclados. 

El libro se divide en capítulos: “En el primer capítulo se habla sobre las ondas en el universo, qué es una onda, cuáles son los tipos de ondas; etc. En el segundo se trata al sonido, ¿Qué son las ondas de sonido? ¿Cómo se producen?, la historia de cómo se comenzó a estudiar físicamente el sonido y cómo se generaron las primeras escalas musicales. En los últimos dos capítulos se explora la historia, ciencia y explicaciones relativas a experimentos para ‘visualizar’ el sonido: El Tubo de Rubens y la Placa de Chladni”. Además cada capítulo “tiene una parte para elaborar experimentos relacionados con los temas utilizando materiales reciclados, fáciles de conseguir y baratos; y recursos didácticos para jugar con la ciencia del sonido”, menciona Itzel.

Por ejemplo: el experimento del Tubo de Rubens consiste en “un tubo de metal inyectado con gas propano, que cuando le haces pasar una frecuencia fija el fuego empieza a formar una onda del sonido que estás escuchando”; la Placa de Chladni es una “placa conectada a una bocina y lo que hace es transmitir este sonido y convertirlo en ondas que están moviéndose a través de la placa. La placa se llena de arena y entonces se forman patrones simétricos que demuestran que el sonido es una onda”.

Itzel H. Armenta pretende que este libro se acerque a varias escuelas de nivel medio y medio superior para servir de complemento “de las materias relacionadas con las ciencias naturales y físicas y promover su uso en escuelas de música y formación musical” para divulgar la ciencia y entusiasmar a los jóvenes. Actualmente el proyecto es independiente, de fabricación artesanal. Ella está en la búsqueda de presupuesto y becas para financiarlo y tener un mayor alcance.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

***

Descarga nuestra App y recibe información de cultura rock y alternativas en tu dispositivo móvil

Busca 'Subterráneos' en Google Play o Apple Store

Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ctics.subterraneos

Apple: https://itunes.apple.com/mx/app/subterraneos/id1062051539?mt=8

Licencia Creative Commons
¡Qué onda!: La música se puede ver por subterraneos se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.Basada en una obra en SubterráneosPermisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en MAS.

Notas Relacionadas

Spanish English French 
Suscribete al boletín de subterraneos
Joomla Extensions powered by Joobi
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Subterráneos | Cultura Alternativa desde Puebla
Redes Sociales
ctics web solutions