Más allá de lo físico

Ser mujer en la opinión de un transgénero

Miércoles, 09 Marzo 2016 23:01
Autor:   Carlomagno G.H/ Fotos: Itzel González Lara/Subterráneos
*Desde niño, Rudy tenía conductas femeninas. Su proceso para verse como una mujer ha durado 16 años, ha requerido de cirugías y tratamientos cosméticos que llegan a los 150 mil pesos

 

Puebla, Puebla; 10 de marzo de 2016. Busto y glúteos grandes, labios carnosos, caderas pronunciadas, blusa, jeans y botas; al ver a Rudy observamos a una mujer, con la diferencia de que se trata de una chica transgénero. La originaria de Tampico identifica en sí una parte masculina y otra femenina, auto definiéndose como “un tercer género”. “Para trabajar me maquillo más, en mi vida cotidiana trato de pasar desapercibida, uso jeans, blusas, zapato bajo y cabello recogido”. Su transformación es un proceso que ha durado 16 años y que considera aún no está concluido.

Entender a una mujer transgénero va más allá de ver la parte del maquillaje y los colores. Al igual que Ofelia Pastrana o Miranda Salman, Rudy resalta sus curvas porque siente que la feminidad va relacionada con la imagen, donde curvas, cabello y maquillaje son una expresión de la misma: “Debes verte como quieres que te vean”, una frase que en su realidad se contextualiza cuando la gente le pregunta ¿Cómo te trato, como hombre o como mujer? A lo que contesta con la pregunta “¿Cómo me ves?”, respuesta: Como una mujer.

Desde niño tenía conductas femeninas, usaba toallas para simular cabello y vestidos. Después, como un juego con sus amigos, empezó a travestirse, fue así que confirmó que su apariencia femenina era algo que le gustaba. Poco a poco Rudy fue modificando su cuerpo: implantes de silicona, pómulos, rinoplastia, inyecciones de metacrilato y colágeno, en frente y labios, e incluso un periodo de hormonas que abandonó por los riesgos que conllevaba para su salud. Estas intervenciones suman un monto aproximado de 150 mil pesos. “Yo me opero en Puebla, son operaciones seguras y de calidad”. Comenta que la cirugía de cambio de sexo es algo que no le llama la atención aunque sea regalada.

Para Rudy los tacones, las faldas cortas, el maquillaje extravagante y los peinados elaborados son sólo para su trabajo, en la noches trabaja en un table dance y en discos de la ciudad dando shows, pero por las mañanas en su vida cotidiana viste ropa común, zapatos bajos, pantalón de mezclilla y blusa, incluso comenta que busca pasar desapercibida con cabello recogido, maquillaje sencillo y gafas de sol.

En su paso por las calles recibe piropos de hombres ya sea como halago o como mofa, predominando los primeros. Lo mismo pasaba en el lugar donde vive, una colonia repleta de hombres dedicados a todo lo relacionado con los autos; al principio Bravo era objeto de agresiones, en situaciones como esta es en las que la parte masculina de Rudy se hace presente, como el dicho “el cobarde vive hasta que el valiente quiere” Rudy encaró a sus agresores sin importarle que fuera un grupo de hombres.

Comenta que lo físico puede definirte como hombre o mujer, tener un pene o una vagina te puede denominar como tal, pero el ser una buena persona, los valores, los pensamientos, van más allá de eso, eso es algo humano sin importar tu entrepierna o el cómo te clasifiquen.

Respecto a su relación con mujeres es normal, con sus compañeras de trabajo se integra a sus pláticas, pero hay cosas que son específicas de cada grupo y que no le llaman la atención. Ella es una persona que gusta de socializar con quien sea sin importar su sexo o género. Con sus colegas experimenta reacciones de admiración por su anatomía, así como desdenes motivados por la envidia.

Resalta su opinión respecto a la ideología de las personas, considera que la gente debe ser abierta respecto a todo aquello que difiere a lo heteronormado, respetar y sensibilizarse, como ejemplo narró su experiencia al ver la película La Chica Danesa, mientras ella identificaba su proceso en la pantalla; hombres y mujeres expelían comentarios como “ya perdió el pizarrín”, “pobre jotito”, entre otros.

Así mismo considera que las oportunidades laborales deben ser las mismas para todas las personas, seas hombre, mujer o transgénero, siendo estas últimas estigmatizadas y encasilladas como hábiles únicamente para trabajar en estéticas, espectáculos nocturnos o sexo servicio: A la gente no le importa tu conocimiento, estudios o experiencia”.

La también amante de los animales y ferviente defensora de sus derechos opina que la mujer es sagrada y que el serlo implica ciertas condiciones físicas y biológicas como el poder embarazarse por ejemplo, algo que no le llama la atención: “reconozco en mí una parte de mujer y otra de hombre, es como una dualidad. Existen compañeras que se clasifican como mujer, pero opino que están en un desacierto. Soy transgénero y estoy orgullosa de eso.”

 

Glosario

Travesti: Persona que se viste con ropa del sexo contrario.

Transexual: Persona que ha manipulado su cuerpo para asimilarse al sexo contrario.

Transgénero: Persona que se encuentra en una transición para asimilarse al sexo contrario.

Drag Queen: Persona que se viste con elementos del sexo contrario pero que conserva algunos elementos propios de su sexo.

 

 

 

 

“Ser mujer implica muchas cosas, cómo el tener hijos, a mi me gusta ser femenina, llamar la atención y he modificado mi cuerpo para que luzca como quiero, por ejemplo, me he operado el busto, la pompa, nariz, frente, labios, pómulo y mentón. Aunque yo no me siento mujer, sino que me catalogo como una persona trans que nació en un cuerpo equivocado pero una mentalidad dual, ya que puedo actuar como hombre y como mujer. Lo que me hace femenina es ser delicada, arreglarme, maquillarme, peinarme, vestirme con ropa entallada, la sensualidad, mi cuerpo estilizado y voluminoso”.

 

***

Descarga nuestra App y recibe información de cultura rock y alternativas en tu dispositivo móvil. Busca 'Subterráneos' en Google Play o Apple Store

Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ctics.subterraneos

Apple: https://itunes.apple.com/mx/app/subterraneos/id1062051539?mt=8

Licencia Creative Commons
Ser mujer en la opinión de un transgénero por subterraneos se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.Basada en una obra en SubterráneosPermisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en MAS.

Notas Relacionadas

Spanish English French 
Suscribete al boletín de subterraneos
Joomla Extensions powered by Joobi
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Subterráneos | Cultura Alternativa desde Puebla
Redes Sociales
ctics web solutions